Inicio » Destinos » España » Qué ver en Cantabria en 5 días: Guía completa para una experiencia única

Qué ver en Cantabria en 5 días: Guía completa para una experiencia única

Por Rita

Publicado:

Actualizado:

¡Bienvenidos todos los amantes de Cantabria! No importa cuánto tiempo pases en esta tierra mágica, siempre hay más para descubrir. Si te preguntas qué ver en Cantabria en 5 días, tendrás la oportunidad de sumergirte de lleno en su belleza cautivadora, su rica cultura y su exquisita gastronomía. Y para asegurarte de que vivas una experiencia única, aquí te presentamos nuestra guía completa.

Es posible que en 5 días no logres ver todo lo que Cantabria tiene para ofrecer, pero te aseguro que la vivacidad del verde de nuestras montañas, la intensidad del azul de nuestro mar Cantábrico y el brillo dorado de nuestras playas te dejarán un recuerdo imborrable, y el deseo de volver una y otra vez.

Vista aérea de una ciudad
Vista aérea de Santander y la Península de la Magdalena

Nuestra guía sobre «Qué ver en Cantabria en 5 días» está pensada para ayudarte a explorar la belleza del norte de España por ti mismo, disfrutando de cada instante.

¿Necesitas una ruta para tu viaje?

Síguenos.

Hemos preparado un itinerario con las visitas imprescindibles para tus 5 días en Cantabria. Claro que hay muchas otras opciones, y puedes personalizar el viaje a tu gusto para hacerlo inolvidable.

¿Sólo tienes 3 días para visitar Cantabria?

Lee nuestro post: Qué ver en Cantabria en 3 días

Y aquí va nuestro primer consejo: para vivir plenamente esta aventura y moverte libremente por la provincia, lo ideal es viajar en tu propio coche o alquilar uno al llegar. Hay tantos lugares maravillosos por descubrir, muchos de ellos alejados de las excursiones turísticas típicas, que una ruta en coche por Cantabria es la mejor manera de explorarlos.

DÍA 1: SANTANDER

¡Prepárate para un emocionante primer día en Cantabria!

Te proponemos comenzar tu aventura en nuestra encantadora ciudad, ideal para ser descubierta en una sola jornada. Aquí, donde cada calle cuenta una historia, establecerás el punto de inicio para un viaje lleno de maravillosos descubrimientos que estamos ansiosos por mostrarte. ¡Vamos a vivir juntos un día inolvidable en Cantabria!

Farola en un espigón con mar a ambos lados en un amanecer
Bahía de Santander / VAC

Comienza tu aventura en el histórico Faro de Cabo Mayor, rodeado de acantilados con vistas espectaculares, y continúa hacia la cala salvaje de Mataleñas. Luego, visita la extensa playa del Sardinero, te cautivará su fina arena blanca y la deliciosa gastronomía local a la orilla del mar.

No te pierdas el Palacio de la Magdalena, una antigua residencia real, y el mini zoo de animales marinos que hay dentro del recinto, la Península de la Magdalena. Pasea por Puertochico y el Paseo Marítimo para deleitarte con una de las bahías más bonitas de España, disfruta de las vistas desde el Mirador del Río de la Pila, y sumérgete en la historia y cultura en el Casco Antiguo y los museos locales, como el Centro Botín, el de Prehistoria y Arqueología y el Marítimo del Cantábrico.

Edificio modernista
Centro Botín / VAC

Santander es una joya para recorrer a pie, llena de belleza natural, riqueza histórica y cultural. Además, ofrece una amplia variedad de servicios turísticos, incluyendo tours gratuitos y el autobús City Sightseeing para descubrir los lugares más emblemáticos del Anillo Cultural. Ven y zambúllete en la esencia de esta maravillosa ciudad.

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN SANTANDER

¡No te vayas sin sumergirte en el delicioso mundo de nuestra gastronomía! Te recomendamos vivir la experiencia completa: para el mediodía, dirígete al Barrio Pesquero y deleita tu paladar con un exquisito pescado fresco. Y cuando caiga la noche, únete a la vibrante energía del Casco Antiguo de Santander. Finaliza tu día en la animada Plaza de Cañadío, un lugar de encuentro favorito tanto para locales como visitantes. Será un recorrido gastronómico que no olvidarás.

DÍA 2: SANTILLANA DEL MAR Y LA CUEVA DE ALTAMIRA

Santillana del Mar es una parada esencial en cualquier guía de Cantabria. A 30 minutos de Santander, este encantador pueblo medieval, ubicado en la costa occidental, es reconocido por su rica historia y su impresionante belleza arquitectónica, haciéndolo uno de los pueblos más bonitos de España. A pesar de ser conocida popularmente como la «villa de las tres mentiras» —porque ni es santa, ni llana, ni tiene mar—, Santillana del Mar rebosa encanto en cada uno de sus rincones, con sus pintorescas calles empedradas.

Abrevadero en Santillana del Mar
Abrevadero y lavadero en Santillana del Mar

El Museo Diocesano Regina Coeli, situado en un antiguo convento de Dominicos, es un tesoro de arte eclesiástico y colonial, dando inicio a un viaje por el pasado. Al adentrarse en el casco histórico, te encuentras con un laberinto de calles que te lleva a través de la historia, desde el Palacio de Peredo-Barreda, un espacio cultural, hasta la Torre de los Velarde y otras casonas montañesas con balcones de madera en las que no faltan los escudos nobiliarios.

La plaza Abad Francisco Navarro es el corazón del pueblo, dominada por la Colegiata de Santa Juliana, un imponente monumento románico que no tiene desperdicio. Cerca, el Museo del Barquillero y el Museo de Jesús Otero ofrecen un vistazo a la historia local y el arte contemporáneo.

Palacio señorial de piedra de silleria con un coche a la entrada y suelo empedrado en Santillana del Mar
Palacio del los Velarde

Más allá de la belleza arquitectónica, Santillana del Mar invita a explorar su historia más oscura en el Museo de la Tortura. En contraste, el Convento de San Idelfonso, hogar de las monjas Clarisas, ofrece una experiencia más dulce con sus tradicionales confecciones, eso sí con gluten.

A poca distancia de la villa, aproximadamente 3 km., la famosa Cueva de Altamira, conocida como la “Capilla Sixtina del Arte Rupestre”, ofrece una ventana a la prehistoria a través de su Neocueva y el Museo de Altamira. Te aconsejamos que visites la réplica de una de las representaciones del arte rupestre más importantes a nivel mundial. Eso sí, si vienes en época estival hazte con las entradas antes porque si no será casi imposible conseguirlas.

Torre de piedra
Torre de Don Borja

La exploración de Santillana del Mar no estaría completa sin una visita a sus alrededores, como la Playa de Santa Justa o el acantilado El Bolao en Cóbreces. Estos lugares cercanos enriquecen la experiencia con su belleza natural.

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN SANTILLANA DEL MAR

En Santillana del Mar, los celíacos encontrarán tres joyas gastronómicas pertenecientes a ACECAN. El Pasaje de los Nobles o La Villa, ofrecen tradiciones culinarias de Cantabria, y Las Quintas,  la confitería sin gluten por excelencia en Cantabria, donde los dulces típicos cántabros como los sobaos pasiegos, pasteles y tartas se pueden disfrutar sin preocupaciones. Cada uno de estos lugares refleja la riqueza y diversidad de la gastronomía de Santillana del Mar, adaptada para todos.

DÍA 3: COMILLAS Y SAN VICENTE DE LA BARQUERA

También en la costa occidental de nuestra preciosa provincia se encuentran otras dos localidades dignas de una visita. Hay muchas guías que recomiendan visitar Santillana del Mar, Comillas y San Vicente de la Barquera en una jornada. Nosotros, sinceramente, creemos que tienen mucho que ofrecer para verlo todo en un solo día. Según nuestra experiencia es mejor ver menos y disfrutar más, incluso dejar alguna cosa pendiente para ver en otra ocasión.

Comillas

Comillas deslumbra con su historia y arquitectura. Este encantador pueblo a 45 minutos de la capital cántabra es una fiesta visual y cultural que te dejará maravillado.

Imagínate paseando por las calles donde la burguesía del siglo XIX disfrutaba de los «baños de ola«, en una villa que ha sabido mantener su vibrante vida y esplendor aristocrático. Cada rincón de Comillas te cuenta una historia fascinante, desde sus fiestas majestuosas hasta su evolución social y cultural.

Edificio modernista con múltiples colores
El Capricho de Gaudí

Comillas es un catálogo viviente de maravillas arquitectónicas, destacando El Capricho de Gaudí, un edificio modernista con mosaicos de girasoles que te robará el corazón y que ha sido aclamado como ¡el Mejor Monumento del Mundo!.  El Palacio y la Capilla de Sobrellano son testamentos de la grandeza y la elegancia, y la Universidad Pontificia es una obra de arte por sí misma.

Pero eso no es todo. Comillas te invita a perderte en su fascinante centro histórico, lleno de encanto y sorpresas. Desde la Plaza de la Constitución hasta el Cementerio con el Ángel Exterminador, cada lugar tiene su propia magia. 

Playa con un fuerte oleaje
Playa de Comillas

Y para culminar la visita, si es en verano, nada mejor que darte un baño en la playa de Comillas, un paraíso muy cerca del centro del Casco Histórico de la villa.

Si quieres vivir una explosión de tradición y diversión, no puedes perderte las Fiestas del Cristo del Amparo, con procesiones marítimas, fuegos artificiales y mucho baile que hacen de esta festividad una experiencia única e inolvidable.

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN COMILLAS

En nuestra última visita a Comillas, tuvimos la grata sorpresa de descubrir por casualidad El Carel, un restaurante encantador en el corazón del centro histórico. Ofrece opciones sin gluten, un servicio encantador y una comida deliciosa que aún recordamos. Aunque las raciones eran generosas, los precios eran muy razonables. Definitivamente, lo recomendamos a pesar de no poder garantizar la contaminación cruzada.

Plato de huevos fritos con bacalao
Huevos fritos con bacalao en el Restaurante El Carel

San Vicente de la Barquera

La siguiente parada nos lleva hasta San Vicente de la Barquera, la localidad más alejada de Santander entre las dos que visitamos. Este encantador municipio lo tiene todo: un impresionante patrimonio monumental, una naturaleza excepcional, una gastronomía de renombre y una rica tradición popular reflejada en sus festividades y arte.

El puerto pesquero, corazón de la villa, continúa siendo vital en la región, y actualmente el turismo es el principal motor económico. San Vicente está ubicado en el espectacular Parque Natural de Oyambre, un paraíso ecológico de rías, acantilados, playas, dunas, praderas y bosques, hogar de una fauna y flora fascinantes.

Puente sobre el mar. Qué ver en Cantabria en 5 días.
Puente de la Maza en San Vicente de la Barquera

La villa también tiene un legado histórico increíble, destacado por su papel en el Camino de Santiago costero. Entre sus joyas arquitectónicas sobresalen la Iglesia de Santa María de los Ángeles, con su mezcla de estilos y la impresionante estatua del Inquisidor Corro, y el Santuario de la Barquera, hogar de la patrona del municipio. Además, cuenta con el Castillo del Rey, el Palacio de la familia Corro (actual sede del Ayuntamiento), el Convento de San Luis, la Muralla medieval, el Puente de la Maza, la Torre del Preboste y el antiguo Hospital de la Concepción. Y no te puedes perder el Faro Punta de la Silla, que alberga un museo artesanal y costumbrista.

Castillo con bandera y camino de piedra
Castillo del Rey en San Vicente de la Barquera
Como curiosidad, hay una leyenda en Cantabria sobre el Puente de la Maza: si pides un deseo y contienes la respiración mientras lo atraviesas en coche, se cumple. ¡Una razón más para venir!

Para conocer San Vicente en todo su esplendor, lo mejor es visitarla durante alguna de sus festividades. La Folía, declarada de Interés Turístico Nacional, se celebra después de Semana Santa; las Fiestas de El Carmen en julio; y La Barquera y El Mozucu en septiembre, todas llenas de magia y tradición.

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN SAN VICENTE DE LA BARQUERA

Aunque todavía no hemos tenido la oportunidad de comprobarlo personalmente, nos han hablado maravillas de un restaurante llamado El Bodegón. Nos cuentan que no solo tienen un trato excepcional, sino que también ofrecen opciones sin gluten a precios razonables. Aunque no forma parte de Acecan, podría ser el lugar ideal para probar el Sorropotún, el plato más emblemático de la gastronomía de San Vicente de la Barquera. ¡Estamos deseando visitarlo y probarlo por nosotros mismos!

DÍA 4: SANTOÑA, LAREDO Y CASTRO URDIALES

Cambiamos de margen de la costa y nos vamos a la zona oriental de la provincia de Cantabria. Creemos que intentar conocer los tres municipios en un sólo día es demasiado pero, sinceramente, no somos capaces de excluir ninguno de ellos, así que te dejamos escoger a ti.

Castro Urdiales

Basándonos en la distancia desde Santander, comenzaremos por el más alejado de los tres pueblos, Castro Urdiales.

Conocida antiguamente como Flavióbriga por su asentamiento romano, esta encantadora villa marinera forma parte de la prestigiosa hermandad de las Cuatro Villas de la Costa del Mar. Aquí, encontrarás una mezcla perfecta de historia, naturaleza y cultura. Aunque el mar ya no sea el principal motor económico, el ambiente marinero y pesquero sigue vivo, especialmente cerca del puerto.

Vista de una ciudad desde un alto
Vista de Castro Urdiales desde la Iglesia de Santa María de la Asunción

Iniciamos nuestro paseo en el Parque de Cotolino, en el extremo oriental. Es un lugar natural que nos lleva al animado Paseo Marítimo y termina en el famoso Rompeolas. Al empezar a caminar, nos encontramos con la playa Brazomar, realmente bonita. Cerca, el Chalet de Sutileza nos muestra su estilo de la Escuela Montañesa, y el Palacio-Castillo de Ocharán nos sorprende con su mezcla de estilos neomudéjar y neogótico.

La ruta sigue al Muelle de Don Luis, con un solarium y una playa que forman una bahía tranquila, perfecta para nadar. Continuamos disfrutando de las vistas al Mar Cantábrico y de las casas del siglo XIX hasta llegar al Muelle de Eguilior.

El centro animado de Castro se encuentra en La Puebla Vieja. Pasear por sus callejuelas es genial, te envuelve en su ambiente marinero y te permite ver sus casas con encanto. Llegamos a la plaza del Ayuntamiento, llena de vida con sus bares y restaurantes bajo los soportales. 

Plaza con edificios al fondo. Qué ver en Cantabria en 5 días.
Plaza del Ayuntamiento de Castro Urdiales

Para terminar, vemos la Iglesia de Santa María desde lo alto. En el camino, pasamos por la Casa de los Chelines y frente a ella, la Ermita de Santa Ana, conectada al Castillo-Faro por un puente medieval. Finalmente, llegamos al gran rompeolas.

Para los amantes de la historia, Castro Urdiales alberga el yacimiento romano de Flavióbriga y la cueva de la Peña del Cuco, con grabados rupestres del Paleolítico. 

Castro Urdiales brilla especialmente en sus festividades, convirtiéndose en el centro de atención de toda la región. En Semana Santa, la ciudad cobra vida con La Pasión Viviente, un evento de gran devoción que ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional. Durante este tiempo, personas de todos los rincones acuden para vivir la emoción y el fervor de esta celebración.

Puerto de con barcos de madera y edificios al fondo. Qué ver en Cantabria en 5 días.
Puerto de Castro Urdiales

En verano, la ciudad se viste de gala con el Coso Blanco, una fiesta que deslumbra con su desfile nocturno de carrozas elaboradas con papel de seda. En cualquiera de estas dos celebraciones conocerás la rica tradición y el espíritu festivo que caracterizan a Castros Urdiales.

DÓNDE COMER EN CASTRO URDIALES

La suerte quiso que la última vez que estuvimos en Castro Urdiales ninguno de los dos restaurantes que teníamos como referencia estuviera abierto. Gracias a eso y a un cartel de “cerveza sin gluten” conocimos a la abuela del bar Quinto Pino. Un local muy acogedor de toda la vida con un servicio muy atento en el que comimos unas cuantas raciones sin gluten a un precio inmejorable. No pueden garantizar la contaminación cruzada pero desde luego no te lo puedes perder.

Mejillones con salsa de tomate
Mejillones con salsa de tomate en el Bar Quinto Pinto

Laredo

La siguiente localidad que te recomendamos visitar es Laredo, un nombre que resuena con el eco de «glaretum», reflejando la singularidad de su entorno arenoso. Este rincón se enorgullece de su naturaleza única: desde la tranquila playa del Regatón, escondida en la ría de Treto, hasta la impresionante «Salvé«, un mosaico de playas y dunas que danzan frente al Cantábrico y que se ha ganado la prestigiosa «Q» de calidad. Con 8400 metros de costa, las playas de Laredo son un espectáculo que no puedes perderte.

Históricamente, Laredo fue un vital puerto real, un nexo con Europa. Hoy, anclada entre la ría de Treto y la bahía de Santoña, se erige como un destino turístico líder en Cantabria y en toda la costa española.

Conjunto de edificios visto de un mirador con una playa al fondo. Qué ver en Cantabria en 5 días.
Vista de la playa de la Salvé

La villa se divide en tres áreas distintas y fascinantes: La Puebla Vieja con el Arrabal, el moderno Ensanche y su extensión hasta el Puntal. La Puebla Vieja y el Arrabal, declarados conjunto histórico artístico en 1970, son el alma medieval de Laredo. Aquí, las rúas, o callejuelas sinuosas, serpentean entre casas históricas de los siglos XVI al XVIII. Destacan la casa de la familia Mar y la de la marquesa de Arcentales. Y no te pierdas la joya gótica del templo de la Asunción, con su impresionante retablo de belén, una obra maestra de la escultura flamenca policromada.

En el Ensanche, palpitante hasta la plaza de Carlos V, encontrarás el corazón comercial y administrativo. Entre este bullicio y la Puebla Vieja, se hallan los principales puertos de la villa: el pesquero, donde los barcos buscan los tesoros del Cantábrico, y el moderno Puerto Deportivo de Laredo, con sus más de 850 atraques.

Calle estrecha empedrada con terrazas de bares a los lados
Puebla Vieja en Laredo

Más allá, entre la Plaza de Carlos V y el Puntal, tres avenidas bordean las playas. Aquí, las elegantes residencias y espacios verdes narran la historia urbanística de los años 60. En esta zona también encontrarás plazas y parques, culminando con el Club Náutico en el Puntal, epicentro del turismo y las competiciones náuticas de Laredo.

Las festividades aquí son vibrantes, especialmente la «Batalla de Flores» el último viernes de agosto, un evento de fama nacional con un desfile de carrozas espectacular. Y no olvidemos el Desembarco de Carlos V en septiembre, que atrae a multitudes.

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN LAREDO

En la Puebla Vieja de Laredo, encontramos «El Faro«, un restaurante, donde la calidad humana y la atención exquisita brillan. Ofrece una variedad de platos como arroces, rabas, pescados a la plancha y hamburguesas sin gluten, todo servido con un cuidado especial, como el pan envasado llevado a la mesa. La posibilidad de reservar a través de su web es una ventaja en temporada de verano.

¿Ya te has decidido?

¡Espera!

Nos falta Santoña, la tercera de las localidades imprescindibles de visitar en la costa oriental de Cantabria. 

Santoña

Nadie dijo que la elección fuera a ser fácil y para muestra la encantadora villa marinera de Santoña, donde te espera una experiencia inolvidable.

Y es que uno de los rincones más especiales de Cantabria se encuentra aquí, la ruta al Faro del Caballo. Prepárate para descender los 763 escalones hacia este paraíso escondido, una aventura que bien merece el esfuerzo. En verano, es recomendable hacer la ruta temprano en la mañana o después de las 18:00 para evitar aglomeraciones. Como alternativa, puedes disfrutar de un tranquilo paseo en barco por la Bahía de Santoña, que te llevará directamente al faro.

Faro pequeño con árboles y mar en el fondo. Qué ver en Cantabria en 5 días.
Faro del Caballo

La Playa de Berria es el lugar perfecto para relajarte, ya sea tomando el sol o disfrutando de un refrescante baño en el Cantábrico. El Pasaje te brindará unas vistas inigualables de la Bahía de Santoña, y desde el mirador del puerto, en forma de barco, podrás contemplar el puerto pesquero y deportivo, las marismas y la bahía en toda su gloria.

Santoña también te invita a un viaje en el tiempo a la época napoleónica. Explora las tres grandes fortificaciones que quedan de aquel tiempo: el Fuerte San Martín, el Fuerte del Mazo y el Fuerte de San Carlos. Cada uno de ellos ofrece una perspectiva única de la historia y las vistas panorámicas de Santoña y Berria.

Paseo marítimo con un monte al fondo
Paseo de Pereda con el Monte Buciero al fondo

No te pierdas el mirador de la Virgen del Puerto, donde las vistas te dejarán sin aliento. Y si te interesa la naturaleza, un paseo por el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel es imprescindible. Este humedal, el más grande del norte de España, es un paraíso para los amantes de las aves y la fotografía.

Si vas  en busca de diversión y jolgorio, el Carnaval de Santoña es un evento imperdible. Celebrada en los días previos al Miércoles de Ceniza, esta mascarada es una de las más destacadas en Cantabria y ha sido reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Dos niñas posando al lado de una estatua. Qué ver en Cantabria en 5 días.
Aitana y Manuela con la estatua de la sardinera

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN SANTOÑA

Santoña es sinónimo de anchoas, y no puedes dejar la villa sin conocer el proceso de elaboración de este manjar sin gluten. Te sugerimos una visita guiada a una conservera local para descubrir el secreto de las famosas anchoas de Santoña. Y, por supuesto, no olvides comprar algunas para llevar a casa.

DÍA 5: CABÁRCENO Y LIÉRGANES

En nuestro último día del itinerario sobre qué ver en Cantabria en 5 días, hemos programado dos lugares que nos fascinan tanto a nosotros como a nuestras hijas. Estas dos visitas, al ser emparejadas, constituyen el dúo ideal para concluir tu viaje de manera perfecta.

Cabárceno

A solo 20 minutos de Santander, te espera una experiencia única en un entorno natural sorprendente, surgido en una antigua mina de hierro. Este lugar, a menudo comparado con un Arca de Noé moderna, alberga una variedad de animales procedentes de los cinco continentes, viviendo en un estado de semicautividad. Rodeados por una impresionante diversidad de 5000 especies de árboles y arbustos, el parque es un verdadero festín para los sentidos.

Mujer y niña con osos al fondo
Parque de la Naturaleza de Cabárceno

El parque se puede explorar en coche o en autobús, siendo una aventura que requiere más de tres horas para apreciar en su totalidad. Todo depende del tiempo que te lleve ver cada uno de los animales y de si quieres quedarte a disfrutar como un niño con las exhibiciones de aves rapaces o leones marinos. Además, cuenta con un teleférico que ofrece dos rutas distintas, permitiéndote disfrutar de una perspectiva aérea de su grandiosidad.

Naturalmente, en verano las filas para entrar al parque aumentan significativamente, por lo que te sugerimos que adquieras tus entradas con anticipación. De esta manera, evitarás que la emoción de tu familia se vea opacada por la gran cantidad de personas que visitan el lugar.

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN CABÁRCENO

La verdad es que nunca hemos comido en la cafetería ni en el restaurante que hay dentro del parque. Nos encanta disfrutar de un picnic al aire libre con las niñas, y Cabárceno es el lugar ideal para ello. El parque está equipado con mesas y bancos en diferentes puntos, cerca de las parcelas de los animales, y algunos incluso cuentan con zona de columpios.

Si te apetece comer después de tu visita, tanto La Loma del Chonuco como La Cagigona, ubicados cerca de Cabárceno en La Concha, ofrecen opciones sin gluten en sus cartas, incluyendo postres. Además, ambos restaurantes disponen de terraza, perfecta para disfrutar en los días más calurosos del año.

Liérganes 

Y en muy cerca de Cabárceno, en el corazón de Cantabria, se encuentra Liérganes, un pueblo de la comarca de Trasmiera que destaca por su encanto pintoresco y su rica historia. Reconocido como uno de los pueblos más bonitos de España.

El pueblo es famoso por la leyenda del Hombre Pez. Entre sus principales atractivos se encuentra el Puente Mayor, una maravilla arquitectónica del siglo XVI, y el Centro de Interpretación del Hombre Pez, ubicado en un molino histórico. La estatua del Hombre Pez en una de las orillas del puente añade un toque de misterio y cultura al lugar.

Iglesia de piedra en el fondo y un camino de tierra hacia ella
Iglesia de San Pantaléon en Liérganes

Su centro histórico, declarado de interés histórico-artístico en 1978, se caracteriza por una impresionante arquitectura clasicista, legado de la prosperidad de los siglos XVII y XVIII gracias a la fábrica de artillería local.

Además, Liérganes alberga la Casa de los Cañones, un punto de interés turístico que refleja su pasado industrial. El Barrio del Mercadillo, con sus casonas señoriales y balconadas de madera, captura la esencia histórica del pueblo. No menos importante es el Ecomuseo Fluviarium, que ofrece una visión de la riqueza etnográfica y natural de la región.

Cartel con una estatua. Qué ver en Cantabria en 5 días.
Cartel de Liérganes

La Iglesia de San Pantaleón, con su Vía Crucis, y la Iglesia de San Pedro Advíncula son ejemplos de la rica tradición religiosa de Liérganes. El Balneario de Liérganes, famoso desde el siglo XIX por sus aguas termales, y el Palacio Cuesta Mercadillo, son testimonios de la historia y la belleza del lugar.

DÓNDE COMER SIN GLUTEN EN LIÉRGANES

Deberíamos ampliar el concepto y decir dónde comer y beber sin gluten ya que la cervecería artesanal de Andrew Thomas Dougall y sus famosas cervezas, también sin gluten, añaden valor a esta visita.

Si te encanta la comida mexicana, te alegrará saber que Liérganes cuenta con dos de los restaurantes mexicanos más destacados de Cantabria: El Bigote Mexicano y La Cantina. Estos establecimientos, conocidos tanto por su comida tradicional como por su excelente ambiente, también ofrecen opciones sin gluten. Aunque no están afiliados a la Asociación de Celíacos de Cantabria y, por lo tanto, no pueden asegurar completamente la ausencia de contaminación cruzada, muchos de sus deliciosos platos son naturalmente libres de gluten.

¿Qué te ha parecido nuestra guía sobre qué ver en Cantabria en 5 días?

¿Te sientes inspirado para explorar Cantabria siguiendo nuestras recomendaciones?

Recuerda, hay infinitos itinerarios por descubrir en esta región tan diversa y rica, tantos como Cantabria Infinita.

Estamos deseosos de conocer tus propias propuestas y experiencias

Así que, ¿a qué esperas? Ven y sumérgete en la aventura de Cantabria. ¡Anímate a vivir una experiencia inolvidable!

BUSCAR EN EL MAPA


SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES  
Sobre el autor

¡Hola, soy Rita! Tengo más de 20 años de experiencia en el sector turístico, especializada en el ámbito hotelero. Cofundadora de Glutendtrotters junto con Manuel. Amante de los viajes y adicta a la búsqueda constante. Mamá orgullosa de tres maravillosas hijas. Me encanta escribir, la moda, el teatro y tomarme una copa de vino por las noches.

Deja un comentario