Inicio » Destinos » España » Explorando qué ver en Liérganes: un rincón con encanto en el corazón de Cantabria

Explorando qué ver en Liérganes: un rincón con encanto en el corazón de Cantabria

Por Rita

Publicado:

Actualizado:

Hoy te llevamos a la comarca de Trasmiera en Cantabria, a un pintoresco pueblo que invita a la tranquilidad y al descubrimiento de su rica historia y excelente gastronomía. Si te preguntas qué ver en Liérganes, te adelantamos que sí, pertenece a los denominados pueblos más bonitos de España. Cantabria no deja de ofrecerte lugares únicos que descubrir.

¡Bienvenido a Liérganes!

Este lugar, perfecto para una escapada de medio día desde Santander, combina la serenidad de su entorno montañoso con un patrimonio cultural inigualable. La leyenda del Hombre Pez, que oscila entre la realidad y la ficción, se entrelaza con el encanto del pueblo, añadiendo un toque de misticismo a su ambiente.

El conjunto urbano de Liérganes, declarado de interés histórico-artístico nacional en 1978, alberga una arquitectura clasicista impresionante, resultado del auge económico de los siglos XVII y XVIII debido a la fábrica de artillería local. Marimón y Cotillamón, también llamadas ‘Las Tetas de Liérganes’, constituyen un par de colinas que se erigen como un hermoso escenario natural detrás del pueblo. Por otro lado, la fascinante leyenda del Hombre Pez, vinculada a Francisco de la Vega, es una narración que ha definido profundamente el carácter de Liérganes, otorgándole una singularidad distintiva.

¿Quieres hacer otra ruta en coche?

Lee nuestro post: Ruta circular en coche por los Valles Pasiegos

La gastronomía de Liérganes es un atractivo en sí misma, con deliciosas carnes, pescados de río y una repostería tradicional que incluye ‘sacristanes’ y chocolate con churros. Como curiosidad te contaré que además cuenta con los restaurantes de comida mexicana con más fama de Cantabria.

Además, la localidad es un punto de partida ideal para explorar los Valles Pasiegos, haciendo una ruta en coche, representativos de la Cantabria más rural y auténtica. A solo 25 kilómetros de Santander, Liérganes combina la belleza de sus casonas nobiliarias, sus balconadas de madera y sus calles tranquilas, con un acceso fácil y cómodo, siendo un destino perfecto para quienes buscan una experiencia cultural y natural única en Cantabria.

Qué ver en Liérganes

1. El Puente Mayor

El emblemático Puente Mayor de Liérganes, a menudo erróneamente llamado Puente Romano, es una joya arquitectónica de Cantabria. Esta maravilla de piedra, originaria de finales del siglo XVI y completada a inicios del XVII, destaca por sus dos arcos de medio punto. El puente no solo es un hito en la historia de la ingeniería de la región, sino también un símbolo de la evolución del transporte en Cantabria desde el siglo XVI, uniendo la comarca con el Camino de Castilla mediante rutas seguras.

Puente medieval con el río pasando por debajo y una estatua de bronce de un hombre pez de Liérganes
Puente Mayor de Liérganes con la estatua del Hombre Pez

Fabricado con piedras extraídas del río Miera, este puente es un testimonio de la habilidad y el ingenio de la época, y se ha convertido en uno de los sitios más encantadores para visitar en Liérganes. Junto a él, hallarás un molino histórico, ahora transformado en el Centro de Interpretación del Hombre Pez, otra atracción imperdible del lugar.

La estatua del Hombre Pez, ubicada en una de las orillas, añade un atractivo cultural y un toque de misterio al puente, haciéndolo un lugar excepcionalmente fotogénico. Su imagen, con el puente de fondo, es un escenario perfecto para capturar momentos inolvidables.

2. La estatua del Hombre Pez, la leyenda más famosa de Cantabria

La fascinante Leyenda del Hombre Pez de Liérganes es un relato que destaca dentro de la mitología cántabra. En Liérganes todo evidencia la profunda conexión con este enigmático personaje acuático.

Cuenta la leyenda que Francisco de la Vega Casar, el lugareño en el que probablemente se inspira el relato, desapareció misteriosamente en el río Miera mientras nadaba con unos amigos en 1674. Su desaparición dejó perplejos a todos los que le conocían, ya que sabían de sus habilidades como nadador. Pero más sorprendidos se quedaron cuando cinco años después unos pescadores en Cádiz capturaron a un hombre cubierto de escamas. Incapaz de hablar, solo repetía «Liérganes». Un cántabro identificó el nombre del pueblo, llevando a la revelación de que este hombre era Francisco. Regresó a Liérganes, donde vivió nueve años más en silencio y reclusión, antes de desaparecer nuevamente, esta vez para siempre. Esta historia ha perdurado a lo largo de los años.

¿Sólo tienes 5 días días para ver Cantabria?

Lee nuestro post: Qué ver en Cantabria en 5 días

Bajo el puente de Liérganes se alza la estatua en bronce del Hombre Pez, en la que se pueden apreciar las escamas grabadas en su espalda. La historia cobra vida en el Centro de Interpretación del Hombre Pez,  donde la leyenda se entreteje con hechos históricos sobre la vida de Francisco, un hombre nacido en Liérganes en 1660 con condiciones de salud que le conferían un aspecto peculiar y le llevaban a encontrar consuelo en el agua. La narrativa se enriquece al explorar este centro preservando la esencia de esta leyenda que combina lo místico con lo real.

3. Fábrica de Cañones

La emblemática Casa de los Cañones, un punto de interés turístico que ver en Liérganes. Ubicada en la Plaza de Marqués de Valdecilla, antiguamente conocida como Plaza del Mercadillo, esta casa destaca por su fachada barroca y los cañones históricos que la flanquean.

Edificio de piedra con un templete. Esta foto pertenece al artículo qué ver en Liérganes de Glutendtrotters
Casa de los cañones en Liérganes

La Casa de los Cañones es testigo de un pasado industrial vibrante. Elegida por Jean Curtius, un empresario de Lieja, para establecer la primera Fábrica de Artillería de España, fundada a principios del siglo XVII. Liérganes se transformó gracias a ella, que utilizaba el mineral de hierro de las minas de Cabárceno y Pámanes y aprovechaba la energía del río Miera. La fábrica fue crucial en la historia de Liérganes, jugando un papel vital en la defensa del Reino de España y convirtiéndose en el principal proveedor de cañones para la Armada Española.

Durante más de dos siglos, los altos hornos de Liérganes y la zona circundante fueron esenciales para la producción de armamento. La abundancia de recursos naturales y la mano de obra local convirtieron a Liérganes en un centro de empleo y un pilar de la industria militar española. 

Cañón metálico en Liérganes
Cañón en una de las esquinas de la Casa de los Cañones en Liérganes

Si quieres profundizar en este fascinante capítulo de la historia de la zona, el Museo Real Fábrica de Artillería de La Cavada, a solo 5 kilómetros de Liérganes, ofrece una inmersión completa en el pasado artillero de la región. 

4. Barrio del Mercadillo

En Liérganes, el corazón de su patrimonio arquitectónico palpita en un barrio repleto de casonas señoriales con escudos nobiliarios. Un paseo por este laberinto de belleza histórica, especialmente alrededor de la Plaza de Marqués de Valdecilla y la emblemática Casa de los Cañones, es una experiencia inolvidable. Te invito a deambular sin rumbo por estas calles, admirando las majestuosas casas de piedra que datan de entre los siglos XVII y XVIII, un reflejo del periodo de prosperidad que vivió la villa.

Estas casonas comparten un estilo arquitectónico típicamente montañés, con balcones de madera repletos de flores y fachadas de piedra sólida. 

Plaza de suelo empedrado con casa de piedra alrededor y dos mujeres y una niña en medio
Plaza del Marqués de Valdecilla en Liérganes

La Plaza de Marqués de Valdecilla ha conservado su esencia a lo largo de los siglos, ofreciendo un viaje en el tiempo a través de la casona de la familia Cuesta-Mercadillo y de la casa de los Cantolla, más conocida como la casa de los Cañones.

La casa Cuesta-Mercadillo captura la mirada de todos los que visitan este barrio por la extensa balconada de madera adornada por plantas y flores y por el imponente blasón de la familia a la que perteneció.

Casona de piedra con balconada de madera y flores
Casona en la Plaza de Valdecilla
Casona de piedra y balcón con muchas flores rojas
Casona de Rañada y Portilla

Sin embargo, es la robusta arquitectura de la casa de los Cantolla la que domina la plaza. A pesar de su austera decoración, destacan los detalles alrededor de la puerta principal y su característico balcón. Los dos grandes cañones que adornan las esquinas de su fachada le otorgan su sobrenombre.

Este paseo por Liérganes no solo es un deleite visual, sino también un encuentro con la historia y la tradición de una de las villas más encantadoras de Cantabria.

5.Ecomuseo Fluviarium

El Ecomuseo, un tesoro escondido en las Montañas y Valles Pasiegos, es la atracción indispensable para ver en Liérganes, especialmente si viajas con niños. Se dedica a preservar y compartir la riqueza etnográfica y natural de esta región. 

Situado a las afueras del centro del pueblo, este museo se destaca como uno de los mejores en España en temas de naturaleza y medio ambiente. Su enfoque está en valorar y conservar los Valles Pasiegos, mostrando la diversidad de sus ecosistemas montañosos y las cuencas fluviales. Aitana y Paola quedaron especialmente fascinadas con las nutrias.

Nutrias
Fluviarium de Liérganes

Este espacio no solo es un museo, sino un viaje educativo e interactivo a través de la historia natural y cultural de la zona, proporcionando una experiencia enriquecedora tanto para los amantes de la naturaleza como para aquellos interesados en el patrimonio etnográfico. La visita al Ecomuseo finaliza con la proyección de un vídeo pedagógico para sumergirse en la esencia de los Valles Pasiegos y descubrir los secretos que guardan sus montañas y ríos.

6. Iglesia de San Pantaleón y Vía Crucis

La Iglesia de San Pantaleón en Liérganes no es solo un lugar de culto, sino un destino que ofrece una experiencia única en la localidad. Ubicada en lo alto del sur del pueblo, esta iglesia se erige como un mirador excepcional, brindando algunas de las vistas más espectaculares tanto de Liérganes como de Pámanes.

El camino hacia la iglesia es una experiencia en sí misma. Se trata de un sendero insólito adornado con cruces que recrean el Vía Crucis, un tributo significativo creado por los habitantes locales en agradecimiento por su regreso seguro tras la Guerra Civil Española.

Iglesia de piedra en el fondo y un camino de tierra hacia ella
Iglesia de San Pantaleón

Este templo, que data del siglo XIII, es un magnífico ejemplo de la arquitectura gótica, aunque conserva elementos distintivos del estilo románico. Su historia y ubicación la convierten en un punto de interés imprescindible en Liérganes, ofreciendo tanto un viaje espiritual como una oportunidad para admirar el paisaje y reflexionar sobre la historia local. 

Para vivir la experiencia más impresionante, te recomiendo visitarla el 27 de julio, fecha en la que se celebra San Pantaleón, el patrón de la localidad. En torno a esta fecha, se organizan varias misas y una serie de eventos festivos para disfrutar plenamente.

7. Paseo del Hombre Pez

Desde el comienzo, hemos destacado la profunda conexión de Liérganes con la leyenda del Hombre Pez. Siguiendo esta temática, no puedes dejar de recorrer el paseo que lleva su nombre. Este trayecto es, sin duda, uno de los más concurridos del pueblo, especialmente los domingos, cuando se celebra el mercado. Los puestos se extienden a lo largo de este camino, ofreciendo no solo ropa sino también una selección de productos típicos de Cantabria de excelente calidad.

Conjunto de caseras pertenecientes a un mercadillo en Liérganes
Mercadillo de Liérganes

Ubicado a lo largo del río, este paseo es el lugar ideal para disfrutar de un vermú tras un día de mercado o de un chocolate caliente cualquier tarde.

Os recomendamos visitar también La Casa de la Bisa. Es una tienda muy cerca de la zona donde se pone el mercadillo. En esta tienda podréis encontrar desde muebles hasta objetos de decoración. ¡Todo lo que podéis encontrar allí está en venta!

Una mesa de comedor totalmente decorada
La Casa de la Bisa
Mesa de comedor totalmente decorada

8. Iglesia de San Pedro Advíncula

Declarada Bien de Interés Cultural el 29 de mayo de 1990, esta iglesia no solo es un hito religioso, sino también un tesoro arquitectónico, situada junto a un sereno cementerio.

Originaria del siglo XVII,  es un espléndido ejemplo de la transición del Renacimiento con influencias góticas, como lo demuestran sus bóvedas de crucería. Aunque de estilo renacentista, se erige sobre los cimientos de un templo anterior, posiblemente románico, cuyos vestigios aún perduran en el ábside. En su interior, los retablos capturan la atención de los visitantes. 

Iglesia de piedra
Iglesia de San Pedro Advíncula

Muy cerca del Ecomuseo de Liérganes, la Iglesia de San Pedro Advíncula es un raro ejemplo de arquitectura religiosa renacentista en Cantabria, comenzada a finales del siglo XVI. Aunque suele estar cerrada fuera de los horarios de culto, su imponente estructura barroca y la riqueza histórica la convierten en una visita imprescindible que ver en Liérganes.

9. Balneario de Liérganes

En Liérganes, se encuentra un tesoro termal: el Balneario de la Fuente Santa. Este encantador lugar, conocido por sus aguas termales, ha sido un centro de bienestar desde 1862, aunque sus propiedades medicinales ya eran reconocidas desde hace más de 200 años.

El balneario no solo cautivó a los locales, sino que también atrajo la atención de la realeza. Alfonso XIII, entusiasmado por las aguas curativas, pasó varias temporadas en este refugio, disfrutando de zonas de baño reservadas exclusivamente para él.

Más que un centro de salud, el Balneario de Liérganes marcó un antes y un después en la localidad. Con su llegada, se impulsaron mejoras significativas como una estación de tren, infraestructuras avanzadas, hoteles y, por supuesto, un floreciente turismo.

Hoy en día, el Balneario de Liérganes continúa siendo uno de los principales atractivos turísticos de la región. Es un rincón donde la historia y la relajación se entrelazan, ofreciendo una experiencia única para quienes buscan un escape en las aguas termales de Cantabria.

10. Palacio Cuesta Mercadillo

El Palacio de Cuesta Mercadillo es conocido también como el Palacio de la Rañada, una joya arquitectónica que no puedes dejar de visitar. Irradia historia y belleza, fue fundada en 1725 por Juan de la Cuesta Mercadillo. Esta maravilla se alza sobre las ruinas de una casa ancestral, en el corazón del barrio de La Rañada, justo en la margen derecha de la carretera que lleva a San Roque de Riomiera.

Fue declarado Bien de Interés Cultural el 9 de mayo de 1994, y no es para menos. En su majestuosa portalada, se destacan las armas de las familias Cuesta, Mercadillo y Castillo, y unos coquetos escudetes del apellido Setién.

Palacio dentro de un gran prado verde con unas montañas al fondo
Palacio de la Rañada
Palacio de piedra

El Palacio de La Rañada es un ejemplar único en Liérganes, con su diseño en forma de U que nos remonta a la época medieval, donde se cobraban las rentas señoriales. Este lugar no solo es una casona, es una cápsula del tiempo que te lleva a un viaje al pasado señorial, cerrado con una espectacular portalada que es todo un símbolo del ideal barroco.

Y justo al lado, encontrarás la sencilla pero hermosa Ermita del Humilladero, una construcción del siglo XVI que alberga un impresionante Cristo Crucificado. 

11. Fábrica de cerveza artesanal

Andrew Thomas Dougall, un entusiasta inglés de la cerveza tradicional, ha aportado a Cantabria un tesoro cervecero: una cerveza artesanal que ha dejado una huella indeleble en la industria local. Bajo el lema «Piensa Global, Bebe Local», la cervecería de Dougall’s resalta su dedicación a la calidad y la autenticidad, creando cervezas únicas en un almacén encantador, enclavado en las laderas de verdes colinas.

Esta cervecería no es solo un sitio de producción, sino también un refugio acogedor para los aficionados a la cerveza, donde pueden explorar una amplia gama de sabores y estilos. Visitar la fábrica se convierte en una experiencia enriquecedora, un complemento ideal para tu estancia en Liérganes. Una de las estrellas del lugar es la 942, una cerveza que, desde su lanzamiento en 2012, ha conquistado paladares y se ha posicionado como una de las más apreciadas.

Fachada de una fábrica de cerveza
Fábrica de cervezas DouGall’s

Y para los interesados en opciones más saludables, la cervecería ofrece también una excelente selección de cervezas sin gluten. Esta variedad asegura que todos los visitantes, independientemente de sus preferencias o restricciones dietéticas, puedan disfrutar de una experiencia cervecera auténtica y memorable en Cantabria, ¡No te lo puedes perder!

Pues bien, creo que hasta aquí te hemos contado lo más imprescindible que ver en Liérganes. Pero como enamorados de nuestra tierra, Cantabria Infinita, no podemos dejar de recomendarte otros lugares para conocer cerca de la zona que también merecen muchísimo la pena. 

Déjate envenenar por los encantos de nuestra tierra, no te arrepentirás.

Qué ver cerca de Liérganes

Museo Palacio de Elsedo

Ubicado a tan solo 6 kilómetros de Liérganes, en la localidad de Pámanes, se encuentra un majestuoso palacio con una historia que se remonta al siglo XVIII. Fue edificado por orden del Primer Conde de Torrehermosa, mostrando un impresionante estilo barroco. 

Hoy en día, este palacio histórico sirve como sede de un Museo de Arte Contemporáneo, destacando por albergar algunas de las más notables colecciones privadas de España. Entre sus tesoros se encuentran piezas de artistas renombrados como Picasso, Miró, Sorolla y Cossío. 

Este lugar no solo es un centro de cultura y arte, sino que también ha sido reconocido como Bien de Interés Cultural, marcando su importancia y valor patrimonial.

Rutas de senderismo

Este artículo es la guía perfecta para desvelar los rincones más fascinantes de Liérganes. Explora senderos pintorescos, sumérgete en la belleza natural y descubre un pueblo lleno de encanto a golpe de talón con las siguientes propuestas que te hacemos: 

Las Tetas de Liérganes

A través de una ruta de senderismo de dificultad moderada podrás alcanzar los Picos de Busampiro, más conocidos como “las tetas de Liérganes”. Un recorrido circular de aproximadamente 12 kilómetros desde donde podrás hacer unas fotos espectaculares de Peña Cabarga. 

Prado de color verde con unas montañas al fondo en Liérganes
Tetas de Liérganes

Si eres un experto y quieres vivir una auténtica aventura la vía ferrata el Torreón de Liérganes está hecha a tu medida. Tramos verticales, tirolinas, rapeles..recorre una de las paredes de Pico Levante y podrás disfrutar de una inigualable panorámica de la Bahía de Santander y el resto del Valle del Miera.

Rubalcaba

Si eres un aficionado al senderismo, no puedes perderte Rubalcaba. Este pintoresco rincón es el punto de partida de diversas rutas, cada una con su propio grado de dificultad y longitud. 

El atractivo de la zona se ve realzado por su encantador puente del siglo XVII, un molino harinero histórico, una presa y una ermita cercana, formando un conjunto digno de admirar. Rubalcaba destaca como uno de los sitios más fotogénicos de Liérganes, una parada obligatoria para capturar la esencia de la belleza natural y arquitectónica del lugar.

Los Valles Pasiegos

Como te adelantamos en el comienzo, Liérganes es el punto de partida perfecto para conocer otros pueblos de los Valles Pasiegos. El Valle del Miera, el Valle del Pas y el Valle del Pisueña componen la Cantabria más auténtica con sus cabañas pasiegas y sus rebaños decorando las verdes montañas cántabras.

Manuel y yo hemos recorrido con el coche en innumerables ocasiones las sinuosas carreteras de estos valles porque nos enamora la tranquilidad y la paz que se respira en el ambiente. Era y sigue siendo uno de nuestros planes favoritos “hasta donde nos lleve el coche”. 

Paisaje de montes completamente verdes y un pueblo en el fondo del valle
Valles Pasiegos

Las tres villas más importantes son San Roque de Riomiera, San Pedro del Romeral y la Vega de Pas. Cualquiera de ellas puede ser un lugar de desconexión perfecto de la civilización, hay sitios donde aún no hay cobertura para móviles, y de conexión con la naturaleza y uno mismo. 

Además, como podrás suponer, la gastronomía de esta zona desempeña un papel crucial en su atractivo turístico. Si después de una buena comida pasiega te queda un hueco puedes acercarte hasta Selaya, donde encontrarás una de las fábricas más conocidas de la región, donde poder degustar los sobaos y las quesadas tan típicas de Cantabria. Eso sí, aquí, de momento, nos las vas a encontrar sin gluten.

Villacarriedo

¿Quieres vivir una escapada de ensueño?  A unos 30 kilómetros aproximadamente de Liérganes se encuentra uno de los palacios de Cantabria más espectaculares para vivir una experiencia inolvidable, el Palacio de Soñanes, construido en 1779 y declarado  Bien de Interés Cultural en 1981. Hoy en día es un maravilloso hotel donde vivir las mil y una noches.

No pertenece a los pueblos más bonitos de España pero desde nuestro punto de vista es sin lugar a dudas uno de los más especiales de Cantabria. Es un emplazamiento muy especial donde se entremezclan las construcciones típicas montañesas con las casas indianas.

Los Valles Pasiegos destacan como una región profundamente marcada por la historia de aquellos montañeses que partieron hacia México y Cuba en busca de fortuna y regresaron a su querida “tierruca” tras haber triunfado en “las Américas”. Este legado es especialmente notable en localidades como Selaya, Villacarriedo, Vega de Villafufre o Santa María de Cayón, donde es común que muchas familias tengan al menos un antepasado indiano en su linaje. Esta conexión histórica enriquece la identidad cultural de la región, haciéndola un destino fascinante para explorar y entender la influencia de estas historias de éxito transatlántico.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Descubre 750 hectáreas de pura maravilla en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un lugar que cautiva tanto a niños como a adultos. Si buscas una experiencia única para impresionar a tu familia, este parque es el destino ideal en Cantabria. Hogar de más de 120 especies de animales que viven en condiciones de semi cautividad, este parque no es solo un plan perfecto para los más pequeños, sino también una aventura para todas las edades.

Situado en una antigua mina de hierro que abastecía a la fábrica de artillería de Liérganes, el parque te envolverá con su impresionante belleza natural. Aunque es un lugar muy concurrido durante el verano, merece completamente la pena visitarlo. Puedes explorarlo cómodamente en tu propio coche o aprovechar los autobuses que circulan frecuentemente dentro del parque, facilitando el acceso a todos los visitantes. Y para una experiencia aún más espectacular, no te pierdas la oportunidad de ver el parque desde las alturas con sus dos teleféricos, ofreciendo vistas panorámicas inigualables. 

Reserva medio día, por lo menos, y ¡prepárate para una jornada inolvidable en uno de los puntos turísticos más emblemáticos de Cantabria!

Santander

¿Cómo no vas a dar un paseo por el Sardinero estando a 30 minutos de la capital cántabra?

Santander, con una de las bahías más bonitas del mundo, es una ciudad preciosa y parada indiscutible en tu viaje a Cantabria.

Te damos pelos y señales de lo que tienes que ver en Santander en un día en nuestro post para que no te pierdas nada.

Dónde comer sin gluten en Liérganes

No podíamos marcharnos sin recomendarte nuestros sitios favoritos para comer en Liérganes. No pertenecen a la Asociación de Celíacos de Cantabria (ACECAN) pero disponen de riquísimas propuestas sin gluten en sus cartas.

¿Te gusta la comida mexicana? A nosotros nos chifla. Liérganes tiene la suerte de contar con dos de los mejores restaurantes mexicanos de Cantabria. Por supuesto que cuenta con una oferta de locales donde encontrar comida tradicional pero los más destacables para nosotros son estos dos:

Leer más >>> Dónde comer sin gluten en Cantabria

Leer más >>> Cantabria y Gastronomía: recorrido por los mejores platos y productos

El Bigote Mexicano

(Camino Real, 18A, Liérganes). 

Un local precioso que te transporta a México nada más pisarlo. Todos sus platos son deliciosos. Deja un hueco para disfrutar de un margarita auténtico después del postre. La relación calidad-precio es buena y el trato inmejorable.

Tabascos Cantina Mexicana

(Paseo de Velasco, 33, Liérganes)

Para nuestro gusto los mejores nachos caseros que hemos probado. La carta no es muy extensa pero te aseguro que no defrauda. El ambiente del local es muy familiar y siempre atento. Un acierto seguro.

Y llegamos al final de este recorrido por Liérganes, una joya en la comarca de Trasmiera que combina historia, naturaleza, y una gastronomía que captura el corazón de Cantabria. 

Con tantos lugares fascinantes que hemos explorado, te animamos a experimentar por ti mismo la magia de este pueblo y sus alrededores. Desde las leyendas que envuelven sus calles hasta los sabores únicos de sus restaurantes, Liérganes te espera para revelar sus secretos. 

No dejes pasar la oportunidad de sumergirte en esta experiencia inolvidable. ¡Cantabria Infinita te llama! y nosotros estamos deseando que nos lo cuentes.

BUSCA EN EL MAPA LOS PUNTOS DE INTERÉS

 

Glutendtrotters y su equipo desean garantizar una experiencia segura y placentera para todos los comensales. Aunque tomamos todas las precauciones posibles, es importante destacar que no nos hacemos responsables de posibles contaminaciones cruzadas que puedan ocurrir en los restaurantes mencionados. Por tanto, recomendamos encarecidamente informar al restaurante al momento de realizar la reserva si alguno de los comensales requiere una comida libre de gluten. De esta manera, el establecimiento podrá tomar las medidas necesarias para atender adecuadamente sus necesidades alimentarias y asegurar una comida sin gluten de forma segura.

 


Sobre el autor

¡Hola, soy Rita! Tengo más de 20 años de experiencia en el sector turístico, especializada en el ámbito hotelero. Cofundadora de Glutendtrotters junto con Manuel. Amante de los viajes y adicta a la búsqueda constante. Mamá orgullosa de tres maravillosas hijas. Me encanta escribir, la moda, el teatro y tomarme una copa de vino por las noches.


Deja un comentario