Inicio » Destinos » España » Una ruta en coche por Cantabria: descubre sus paraísos ocultos

Una ruta en coche por Cantabria: descubre sus paraísos ocultos

Por Rita

Publicado:

Actualizado:

Escenarios realmente espectaculares te esperan en Rutas en coche por Cantabria: descubre sus paraísos escondidos para que puedas conocerlos y disfrutar de ellos.

Manuel y yo hemos hecho cientos de kilómetros a lo largo y ancho de nuestra comunidad infinita. Una de nuestras actividades favoritas es hacer una ruta en coche por Cantabria sin rumbo fijo para descubrir paisajes irrepetibles.

En esta ocasión te queremos llevar hasta una de las playas más espectaculares y bucólicas dentro y fuera de Cantabria, 9 de cada 10 no la conocen…¿y tú?

Si aún no sabes cuántos días puedes venir a Cantabria y qué ver, te recomendamos que leas los siguientes post sobre la Tierruca:

Qué ver en Cantabria en 3 días

Qué ver en Cantabria en 5 días: guía completa para una experiencia única

Qué ver en Cantabria en 7 días

Te aconsejamos que leas también este post sobre los 10 consejos esenciales para viajar a Cantabria.

1. PLAYA DE BERELLÍN

En el bello paraje de Val de San Vicente se encuentra un paradisíaco arenal de aguas cristalinas y entorno inigualable. Algunos la comparan con las salvajes playas de Tailandia y es que no tiene nada que envidiarle.

En el pueblo de Prellezo, por un camino poco transitado, en plena naturaleza, se llega a la playa de Berellín. El turquesa de sus aguas, el verde de su entorno y el rugido del mar entre sus  acantilados convierten este privilegiado lugar en un escenario perfecto para tus vacaciones en Cantabria. 

Mar dentro de una playa y montes a los lados
Playa del Berellín en Prellezo con la marea alta

Es realmente para perderse y perderte en su belleza y su paz. Aquí, se pierde incluso la cobertura del móvil y es que este rincón en el paraíso es para desconectar del mundo y conectar con la naturaleza en estado puro.

No hay nadie que no haya gozado de este secreto edén que no recomiende fascinado visitarlo.

Cantabria esconde muchos lugares tan auténticos como éste. 

Playa con marea baja y gente paseando
Playa del Berellín en Prellezo

Y ya sabes como soy, como no puedo evitar contártelos para que puedas disfrutar de esta preciosa tierra como se merece, me he atrevido a confeccionar un itinerario a tu medida que parte desde este espectacular vergel, una ruta en coche por Cantabria única y a tu medida.

¿No te pica ni un poco la curiosidad?

¡Ven conmigo! Tu pones el coche y yo pongo el camino para que no te pierdas nada.

La playa de Berellín se encuentra muy próxima a la cuenca del río Nansa. Desde este punto en la costa se puede realizar una excursión hacia el interior de la  comunidad entre  las sierras de Peña Labra y Peña Sagra que no tiene desperdicio.

Los extensos bosques de hayas y robles, los encantadores pueblos llenos de nobles casonas y una maravillosa gastronomía te harán sucumbir a una de las zonas más bellas de Cantabria.

2. PECHÓN

Después de conocer Prellezo no es fácil encontrar un lugar a la altura, pero precisamente El Alto de Pechón, en Pesués, ofrece un entorno natural espectacular situado a pocos metros de la playa de Las Arenas. 

Ideal para disfrutar de una jornada rodeado de naturaleza y cerca del mar. Es un paraíso para los apasionados del mar y los deportes acuáticos, como el surf y el paddle surf. 

Chica en una carretera con una furgoneta en el fondo y una puesta de sol
Aitana en el Camping de Las Arenas

La ubicación privilegiada del Alto de Pechón permite disfrutar de impresionantes vistas al mar y de la majestuosa cordillera de los Picos de Europa como fondo panorámico.

Además de la proximidad a la playa, este lugar ofrece la oportunidad de realizar una amplia variedad de actividades al aire libre. Puedes explorar los senderos y caminos que rodean la zona, realizar caminatas en la montaña o simplemente relajarte y disfrutar de la belleza natural que te rodea.

Tres chicas subidas en un columpio de madera con el mar de fondo. Una de las paradas de la ruta en coche por Cantabria.
Aitana, Paola y Manuela en el Camping de Las Arenas

Si te gustan las aventuras, el camping de Pechón ofrece instalaciones cómodas y servicios para asegurarte una estancia agradable. Podrás acampar con tu propia tienda o disfrutar de todas las comodidades de un glamping en medio de la naturaleza y gozar de unas vacaciones inolvidables.

En resumen, el Alto de Pechón en Pesués es un lugar de ensueño perfecto para respirar aire puro en un entorno natural único.

3. FERRERÍA DE CADES

Continúa la ruta en dirección a Puentenansa.

La Ferrería y el Molino de Cades, ubicados cerca del río Nansa, forman un conjunto rural del siglo XVIII que representa una forma de vida tradicional ligada a la tierra. Esta sólida  construcción fue finalizada en 1752 y ha sido recientemente renovada en su totalidad, incluyendo la ferrería, su maquinaria, el molino adyacente y su entorno.

Estos son uno de los pocos ejemplos de instalaciones hidráulicas que aún se pueden ver en funcionamiento. El agua es captada desde el río Nansa y transportada a través de un canal que pone en marcha dos molinos harineros, además de la propia ferrería. El conjunto se completa con una casa blasonada y la presencia de una panera, lo cual añade una complejidad singular al lugar.

En el interior del conjunto, encontrarás una pequeña exposición y un audiovisual que  complementan la explicación de su funcionamiento. 

¿Quieres conocer los secretos de Santander?

Lee nuestro post: Descubre qué ver en Santander en 1 día: 10 lugares únicos

 Después de este descubrimiento, puedes disfrutar de un relajante paseo por el bosque cercano de hayas, fresnos y avellanos, lo cual es una manera perfecta de concluir el hallazgo.

La visita guiada a la Ferrería de Cades es una de las mejores opciones para hacer con niños en Cantabria, ya que les permite aprender sobre la historia yla tradición local de una manera interactiva y educativa.

Continúa nuestra ruta en coche por Cantabria.

4. EL SOPLAO  

La Cueva El Soplao, es una impresionante cavidad descubierta a principios del siglo XX durante la explotación de las minas de zinc y plomo de La Florida. Sin embargo, los geólogos cántabros comenzaron a explorarla en 1975. 

Se encuentra entre los municipios de Herrerías, Valdáliga y Rionansa, a unos 85 km de Santander.

Su ubicación es privilegiada, con unas maravillosas vistas panorámicas del macizo central de los Picos de Europa y el valle del río Nansa desde el estacionamiento. Está cerca de los hermosos pueblos de Comillas y San Vicente de la Barquera.

En el interior se observan formaciones geológicas, como estalactitas, estalagmitas, columnas y coladas. Las formaciones más impresionantes son las llamadas ‘excéntricas’, que son formaciones helicoidales que desafían la gravedad y tapizan suelos, techos y paredes a lo largo del recorrido.

Además de su valor geológico, la cueva alberga un excepcional Patrimonio de Arqueología   Industrial Minera, con galerías, hornos de calcinación, lavaderos y más.

Se le conoce como «La capilla sixtina de la geología».

¿Estás cansado de conducir? Haz una parada, devora nuestra deliciosa gastronomía y después de un descanso, sigue nuestra ruta en coche por Cantabria.

5. CUEVA DE CHUFÍN

La cueva del Moro Chufín es un monumento natural situado en el valle del río Nansa, en un paraje de gran belleza. Se encuentra cerca del embalse de Palombera y la localidad de Riclones, y es considerada un Bien de Interés Cultural.

Esta cueva debe su nombre a un personaje llamado el Moro Chufín, quien según cuentan los lugareños, ocultó un tesoro en su interior antes de retirarse debido al avance de los cristianos.

Sin embargo, el verdadero tesoro de la cueva son las pinturas rojas que decoran su techo elevado y los grabados exteriores, algo poco común en el arte rupestre del norte de la península ibérica. 

En reconocimiento a su importancia, este conjunto rupestre fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008.

Visitarla y explorarla es una aventura que estimulará el interés por la arqueología de grandes y pequeños.

6. PUENTENANSA

El barrio San Pedro, situado en la capital del municipio de Rionansa, es un lugar de gran interés arquitectónico debido a su arquitectura tradicional de casonas montañesas. Este barrio ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico debido a su valor patrimonial.

Las casas en hileras del barrio San Pedro siguen una tipología habitual en la zona. Son de dos pisos y presentan una fachada con arcadas y solanas entre cortavientos. La arquitectura de estas construcciones es representativa de la región y cuenta con detalles ornamentales que merecen ser apreciados.

La decoración de la piedra de los dinteles de las puertas y los frentes de los pilares es especialmente llamativa, con motivos que incluyen hojas de roble, florones, rombos y otros elementos simbólicos. Estos detalles tallados en la piedra le otorgan a las casas un aspecto distintivo y lleno de encanto.

Además, la madera también juega un papel importante en la decoración de estas casonas montañesas. Se puede apreciar la talla artística en los pasamanos de las barandas, en las vigas y en los aleros de las casas. Esta meticulosa atención al detalle en la talla de la madera agrega un toque artístico y tradicional a la arquitectura local.

¿Te quieres deleitar con la gastronomía cántabra?

Lee nuestro post: dónde comer sin gluten en Cantabria

La conservación y protección del barrio San Pedro como Conjunto Histórico-Artístico permiten a los visitantes sumergirse en la riqueza cultural y arquitectónica de la región, y apreciar el legado histórico que estas casas en hileras representan para la comunidad local y el patrimonio arquitectónico de Rionansa.

7. CARMONA

Desde Puentenansa, es posible llegar a Carmona, uno de los pueblos más bonitos de España, situado en el municipio de Cabuérniga y declarado conjunto histórico. Si estás interesado en visitar el edificio más representativo de Carmona, debes dirigirte al Palacio de los Mier.

Casonas de piedra con suelo empedrado
Casonas en Carmona

El Palacio de los Mier es una construcción que data de principios del siglo XVIII. Su estructura consta de un cuerpo central y dos torres en los extremos. En el centro de la fachada, se destaca el escudo de armas de las familias Díaz, Cossío, Calderón y Mier, que es un elemento distintivo de este edificio histórico.

En los años 90, el Palacio de los Mier fue convertido en un parador regional, lo que significa que ahora funciona como un establecimiento hotelero que permite a los visitantes disfrutar de la belleza arquitectónica y la historia de este lugar mientras se alojan allí.

Conjunto de casas de piedra con un monte de color verde y árboles de fondo. El cielo está lleno de nubes. Parada obligatoria de la ruta en coche por Cantabria.
Carmona

El Palacio de los Mier es un destacado ejemplo de la arquitectura de la zona y refleja la importancia histórica de la nobleza local. Su visita te permitirá apreciar la elegancia de su diseño y la preservación de sus detalles originales. Además, Carmona en sí mismo ofrece un encantador entorno rural y una rica tradición cultural que complementa la experiencia de explorar este pueblo declarado conjunto histórico.

8. EL EMBALSE DE LA COHILLA

El Embalse de la Cohilla es una presa de bóveda de doble curvatura ubicada en el cañón de Peña Bejo. Tiene una altura de 116 metros sobre el punto más bajo de los cimientos y una longitud de 184 metros. El espesor de la presa va disminuyendo desde los 26 metros en la base hasta los 2 metros en la coronación.

En el momento de su puesta en servicio, la presa de la Cohilla fue la presa de bóveda más alta de España y también la más alta en general durante mucho tiempo.

Durante la construcción, se emplearon prisioneros de la Guerra Civil para realizar el trabajo como forma de redención de pena. Los barracones donde fueron alojados los prisioneros todavía se conservan en el pueblo de La Lastra.

En 1950, se cerraron los desagües de fondo de la presa y se procedió al embalsado parcial. Al año siguiente, con motivo de la festividad de Santo Domingo de la Calzada, el patrono de los ingenieros de caminos, se llenó el embalse por primera vez.

9. LA CRUZ DE CABEZUELA

El Mirador Cruz de Cabezuela es un impresionante mirador ubicado en Cantabria, en la Ruta Por los Altos del Nansa. Se encuentra a una altitud de 1.140 metros, en un collado entre dos valles: el Valle de Polaciones y el Valle de Liébana. 

Desde él se puede disfrutar de unas vistas panorámicas espectaculares de las montañas y los paisajes circundantes, incluyendo los Picos de Europa.

Está presidido por una escultura titulada «Encuentro de Purriego y Lebaniego», realizada por el escultor cántabro Salvador G. Ceballos y que simboliza el encuentro entre un habitante de Polaciones, conocido como Purriego, y un habitante de Liébana, conocido como Lebaniego. 

Ambas poblaciones comparten esta carretera y la escultura representa el entendimiento y la fraternidad entre estos vecinos. Es un símbolo hermoso que refleja la importancia de la cooperación y la armonía en nuestro mundo.

Y llegamos a Tudanca, nuestro broche de esta ruta en coche por Cantabria

10. TUDANCA

Esta aldea es especialmente destacada en nuestro recorrido, ya que fue declarada conjunto histórico-artístico nacional en 1983. En ella se pueden encontrar numerosas casas rústicas, siendo la más emblemática la Casona de Tudanca, construida durante el reinado de Felipe V. 

Esta propiedad perteneció al escritor y erudito José María de Cossío, quien la donó a la Diputación Regional de Cantabria. Durante el tiempo en que Cossío vivió allí, la casa fue un importante centro de actividad intelectual y recibió la visita de destacadas figuras como Unamuno, Giner de los Ríos, Alberti y Gerardo Diego. 

En la actualidad, la Casona de Tudanca es un museo que alberga una impresionante biblioteca con más de 25.000 volúmenes, entre ellos manuscritos de Federico García Lorca y Camilo José Cela.

Además de su valor histórico, Tudanca también es conocida por su raza de ganado bovino autóctona, que lleva el mismo nombre. La raza Tudanca es rústica y primitiva, y se cría principalmente para la producción de carne de alta calidad, gracias a su estilo de vida natural.

Tres vacas del tipo tudanca en un prado tumbadas.
Vaca tudanca

El casco antiguo de Tudanca ha sido declarado Bien de Interés Cultural como Conjunto Histórico Artístico. Además de la aldea de Tudanca, el municipio incluye otras zonas de especial interés, como La Lastra, Santotís y Sarceda.

Tudanca cuenta con varios monumentos y lugares de interés para visitar como los miradores de El Potro, desde donde se puede contemplar el paisaje del río Nansa, y el Mirador del Cueto Forcada.

Sí, hemos llegado al final, pero te propongo que hagas esta ruta en coche por Cantabria tú mismo y a tu gusto. Dependiendo de la curiosidad que despierten en ti cada uno de estos puntos de interés puede llevarte un día o más tiempo. No tengas prisa y saborea cada uno de ellos como se merece. 

Lo importante es que la hagas y nos digas si te ha gustado y si se nos ha quedado algún detalle en el tintero que quieras compartir con nosotros.

Te recordamos que puedes visitar sitios realmente increíbles en preciosa tierra como te proponemos en los siguientes posts:

Además esta no es la única que te vamos a mostrar. Si te gusta tanto como a nosotros perderte sin rumbo en coche seguro que te van a gustar todas las ideas que te vamos a proponer.

¡Mete primera y ponte en carretera! Rutas en coche por Cantabria acaba de comenzar.

MIRA LA RUTA EN EL MAPA


SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES  
Sobre el autor

¡Hola, soy Rita! Tengo más de 20 años de experiencia en el sector turístico, especializada en el ámbito hotelero. Cofundadora de Glutendtrotters junto con Manuel. Amante de los viajes y adicta a la búsqueda constante. Mamá orgullosa de tres maravillosas hijas. Me encanta escribir, la moda, el teatro y tomarme una copa de vino por las noches.

Deja un comentario